Características del joven que triunfa

Cómo vencer el Estrés
02/20/2018
Curso Bíblico: A los pies de Jesús
02/20/2018

Características del joven que triunfa

El anhelo de todo joven es triunfar en la vida, lograr una estabilidad financiera y emotiva, sentirse amado y aceptado, tener una profesión que le guste, encontrar la pareja ideal, formar una familia y ser feliz. Pero para poder lograrlo, se deben tomar una serie de decisiones certeras. El poeta Amado Nervo escribió en su prosa “En paz”:

“Porque veo al final de mi rudo camino que yo fui el arquitecto de mi propio destino; que si extraje las mieles o la hiel de las cosas, fue porque en ellas puse hiel o mieles sabrosas: cuando planté rosales, coseché siempre rosas”.

10 CARACTERÍSTICAS DEL JOVEN TRIUNFADOR

“¡El joven triunfador es decidido, noble y activo; puede escalar grandes alturas y triunfar en la vida!” 1. Está inspirado por un ideal. Tiene una motivación especial. “Tiene una razón para vivir”. Su lema es servir. Es útil a la comunidad. Deja huellas tras sí.

2. Está dispuesto al trabajo y al esfuerzo

• Conquista el tiempo

• Pone esfuerzo

• Se prepara lo más posible

• No se da por vencido

• Ningún trabajo le es degradante

• Trabaja en aquello en lo que tiene aptitudes

• Los impedimentos físicos no son obstáculos

3. Tiene principios de ética y moral

• El joven honrado, capaz y digno de confianza triunfará

• Si es puntual, diligente y responsable evitará problemas

• Tiene firmes convicciones y no anda por caminos torcidos.

4. Pide consejo a las personas de experiencia, especialmente los padres.

5. Está dispuesto a reconocer sus equivocaciones y corregirlas con habilidad.

6. No tiene odio y saber decir “Perdón”.

7. Lleva siempre una sonrisa en los labios.

8. Es humilde, amable y cortés.

9. Tiene los ojos y oídos abiertos para aprender. Sabe de todo un poco y se especializa bien en una cosa.

10. Tiene a Dios en su vida.

Cuando pones la proa visionaria hacia una estrella y tiendes el ala hacia tal excelsitud inasible, afanoso de perfección y rebelde a la mediocridad, llevas en ti el resorte misterioso de un Ideal. Es ascua sagrada, capaz de templarte para grandes acciones. José Ingenieros

“La mayor necesidad del mundo es la de hombres que no se vendan ni se compren; hombres que sean sinceros y honrados en lo más íntimo de sus almas; hombres que no teman dar al pecado el nombre que le corresponde; hombres cuya conciencia sea tan leal al deber como la brújula al polo; hombres que se mantengan de parte de la justicia aunque se desplomen los cielos”. E. G. White

Cuando sea el tiempo para asumir un compromiso con un novio o novia considera el carácter, no solamente el aspecto exterior. El sabio Salomón dice en Proverbios 31:30 “Engañosa es la gracia, y vana la hermosura; la mujer que teme a Jehová, ésa será alabada”.

Cierto escritor ofreció la siguiente sugerencia a un muchacho que deseaba contraer matrimonio: “Si tienes en vista alguna señorita, procura verla cuando pela papas en la cocina. Si saca las cáscaras muy gruesas, es derrochona; si deja los ojos, es perezosa; si lava las papas una sola vez, es superficial; si las deja quemar, es negligente. Con esa no te cases, porque nunca te hará feliz”. Esta es una comparación humorística pero te muestra cuán importante es observar las cualidades de carácter de la persona con quien propones unir tu vida.

Antes de tomar una decisión definitiva, pide consejo a tus padres y sabiduría a Dios. Si te dejas conducir por Él, guiará tu vida hacia el éxito y serás muy feliz. El noviazgo es una etapa maravillosa. Tiempo de ilusiones y desilusiones, de sueños, derrotas y triunfos. De ansiedades y espera sin igual.

Desde la adolescencia van desarrollándose los sentimientos y comienza a trabajar el corazón. La juventud es el tiempo en que se tomarán las decisiones más importantes de la vida.

Pero, ¡cuántos han fracasado! ¿Verdad? ¡Cuántas parejas tomaron decisiones arrebatadas o fueron movidas por impulsos! El gran número de divorcios, más de uno por cada tres casamientos, deben alertarnos a considerar cuidadosamente esta decisión.

Pregúntate: ¿Puede mi novio comprenderme y respetarme siempre? ¿Puede ser mi novia, una buena esposa, madre y compañera? ¿Es capaz de ayudarme, espiritual, práctica y financieramente? ¿Tiene mi novio seguridad financiera, un oficio y es laborioso? ¿Cómo trata a su madre? Hay un dicho que dice “como un hombre trata a su madre, así trata a su esposa”. ¿Ama a los niños y animales? ¿Sabe perdonar? ¿Es rencoroso?

No te apresures, deben haber algunas etapas antes del matrimonio, para conocerse mejor: amistad, frecuentación y noviazgo.

Quizás tengas algún complejo, ya sea de inferioridad o de superioridad. Tal vez, falta de autoestima que perturba tu personalidad. A lo mejor tienes conflictos con tus padres o te sientes presionado por tus amigos a entrar en vicios que destruyen tu salud o simplemente quieres ser un joven triunfador. Busca ayuda. Te ofrecemos más información y consejos en nuestra página web. También puedes escribirnos a la dirección que se encuentra en este folleto.

LAS MAYORES PREGUNTAS DE LA JUVENTUD

Cada joven desea encontrar una respuesta adecuada a sus preguntas. Muchos no están satisfechos con los patrones de vida que se les impone. Desean tomar sus propias decisiones, y tienen razón, pues deben enfrentarlas. Las tres preguntas principales son:

¿Qué hacer con Dios?

¿Qué hacer con mi vida?

¿Quién será el compañero de mi vida?

Elegir una profesión adecuada es importante. Pero no pienses únicamente en ganar dinero, sino también, en servir a Dios y a tus semejantes. Te sentirás útil, satisfecho y feliz. Si no quieres errar en esta decisión y en la tan importante del matrimonio, considera bien la primera pregunta; deja que Dios dirija tu vida y te conduzca con su mano de amor.

Sí, esa primera pregunta: ¿QUÉ HACER CON DIOS? Es muy importante.

Vivimos en un tiempo de escepticismo y de materialismo. En muchos colegios y universidades se enseña que el hombre desciende del mono o de algún otro ser inferior. La Biblia menciona que el hombre fue creado por Dios. No hay motivos para dudar, porque hay evidencias extraordinarias. La verdadera ciencia y la Biblia van de la mano.

Dios está en la conciencia de cada ser humano. No existe pueblo alguno que no haya buscado adorar a Dios de alguna manera. Se ha revelado al hombre de múltiples formas y hoy mismo desea, por sobre todas las cosas, revelarse en tu vida para darte las riquezas de su amor y hacerte feliz.

Dios dice: “Acuérdate de tu Creador ahora que eres joven y que aún no han llegado los tiempos difíciles; ya vendrán años en que digas: ‘No me trae ningún placer vivirlos’”Eclesiastés 12:1 (DHH).

Si dejas que Dios entre en tu vida puedes pedirle una compañera o compañero que realmente te haga feliz. Por eso, ¿qué hacer con Dios? es la primera pregunta que debes responderte. Dios se revela que la Biblia. Este libro, con sus 2300 profecías te abre un hermoso panorama sobre la historia del pasado, el presente y el futuro. Da valiosos consejos para la juventud y para la familia. Responde las mayores preguntas de la vida: ¿De dónde venimos? ¿A dónde vamos? ¿Cuál es el propósito de nuestra existencia? Te presenta a un amigo que nunca te va de defraudar; un amigo que te amó hasta la muerte, sacrificándose por ti. Es bueno que lo conozcas: se llama Jesús.

Solicita las Guías de Investigación Bíblica “A los pies de Jesús” con tu nombre y dirección y lo recibirás en forma totalmente gratuita.

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close